Sandbox regulatorio en España

El Sandbox regulatorio en España, además de ser parte importante del informe Sandboxes Regulatorios Sector Financiero elaborado por Funcas y Finnovating, será uno de los temas a tener en cuenta en la RegTech Unconference de Finnovating del próximo día 4 de Julio.

SANDBOXES REGULATORIOS EN EL SECTOR FINANCIERO

Sandboxes regulatorios

Normalmente, los sandboxes regulatorios no aparecen limitados a un tipo específico de actividad financiera. También admiten tanto proyectos relacionados con banca, como con seguros o que operen en mercados de capitales.

No sólo las startups y compañías FinTech podrán acceder a los sandboxes. También se permite la entrada a cualquier entidad financiera tradicional que desarrolle este tipo de soluciones, o, en esencia, a cualquier tipo de compañía que desarrolle un producto o servicio financiero de base tecnológica. En algunos casos, incluso se permitirán acuerdos de colaboración entre distintas entidades.

Caracteristicas especialiades del Sandbox regulatorio

Los proyectos que se testen han de ser realmente innovadores. Es decir, no deben estar asentados en el mercado y deben ser novedosos, pudiendo estar regulados (exención) o no regulados (no sujeción).

El sandbox no es un mecanismo de ideación o de aceleración. Aquellos proyectos que se planteen para su entrada deben estar listos para poder salir al mercado y testarse. Teniendo un desarrollo mínimo funcional. En la mayoría de sandboxes, se habrá de justificar, conforme a unos criterios de elegibilidad, la necesidad del proyecto de acceder al sandbox.

Los términos en los que se desarrollan las pruebas normalmente son acordados por el regulador competente de la supervisión y el promotor del proyecto concreto, en base a las características de este último.  El período de pruebas aparece limitado temporalmente. De tal modo que su duración habitual es de 6 meses prorrogables, dependiendo de la jurisdicción bajo la que se halle el sandbox.

El promotor del proyecto deberá aportar garantías para el caso de que, bajo el período de pruebas, se causen daños a clientes o terceros.

La entrada al sandbox no implica la exención de requisitos legales, sino una aplicación del principio de proporcionalidad por parte del supervisor. Esto se aplica en aras de adaptar estos requisitos a las características del proyecto.

El fin del proyecto es poder operar en el mercado a través de la obtención de una autorización o licencia. Para lo que el sandbox configura unos regímenes de salida de las pruebas encaminados a ello.

SANDBOXES EN EL MUNDO

Sandbox regulatorio en España

Una de las iniciativas más interesantes ha sido la propuesta y aprobación de un sandbox regulatorio en España, aun a expensas de su desarrollo y próxima puesta en marcha. Fue en 2017 cuando la palabra sandbox y sus beneficios cuasi tangibles derivados de la experiencia tan aparentemente positiva en Reino Unido, comenzaron a resonar entre los organismos supervisores y las asociaciones del sector financiero.

A raíz de lo anterior, y tras sendas publicaciones y eventos recalcando la necesidad de un sandbox, el Gobierno decidió, desde el Ministerio de Economía, impulsar fervientemente la idea de implementar un sandbox regulatorio en España. Esto sin duda se haría en aras de aportar seguridad jurídica al fenómeno fintech, y así posicionar al país como referente en temas de innovación financiera a nivel europeo. El apoyo político que ha recibido esta iniciativa ha sido tal que, a pesar de las sucesivos cambios de Gobierno en los últimos dos años, el testigo se ha ido recogiendo, reflejando así una clara unanimidad alrededor de las ventajas que podría suponer su implementación.

Sin embargo, no fue hasta 2018, cuando, después de las elecciones generales de mayo, se hizo público que desde el Ministerio de Economía se le daría prioridad al sandbox. Tal afirmación se materializaría apenas dos meses más tarde, saliendo entonces a consulta pública, en julio de 2018, el Anteproyecto de Ley de medidas para la transformación digital del sistema financiero, en el que finalmente se presagiaba la creación del sandbox.

Sandbox regulatorio en España sectores y proyectos

El sandbox en España admite proyectos de tres sectores: financiero, asegurador y mercado de capitales. Dependiendo del tipo, los supervisores son el Banco de España, cuando se trate, por ejemplo, de un proyecto de créditos o pago; la CNMV, cuando sean proyectos que involucren el asesoramiento o la emisión de instrumentos financieros; o, por último, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, cuando el proyecto esté relacionado con seguros.

Se permite que entren proyectos que conlleven una innovación financiera de base tecnológica, estén suficientemente avanzados para testarse (pues en ningún caso el sandbox actuará de aceleradora o incubadora de ideas), aporten valor añadido en los procesos de cumplimiento normativo y supervisión, mejoren las condiciones de acceso y disponibilidad de estos servicios o la protección de sus clientes, o fomenten la competitividad en los mercados y, que tengan su domicilio en un Estado Miembro de la Unión Europea.

Puedes complementar toda esta información descargando el informe Sandboxes Regulatorios Sector Financiero elaborado por Funcas y Finnovating.

Finnovating Regtech Unconference

Finnovating Regtech Unconference se celebrará en Madrid el próximo día 4 de Julio. Reunirá a los principales CEOs y fundadores de las compañías más innovadoras y disruptivas dentro de este sector. En este marco las oportunidades del SandBox como impulso de la innovación disruptiva tendrán sin duda un papel importante.

Si deseas más información  sobre Regtech Unconference  2019 puedes ponerte en contacto con nosotros en unconference@finnovating.com

Related posts

Leave a Comment

Shares